Personas

Medellín: Jardín Botánico dice que la ayuda de la Alcaldía no es suficiente para su salvación – Medellín – Colombia



Así como la pandemia afectó a todos los sectores, un lugar emblemático de la capital de Antioquia como el Jardín Botánico Joaquín Antonio Uribe de Medellín también está pagando las consecuencias.

De acuerdo con Claudia Lucía García, directora de esta institución, las puertas de este recinto estuvieron cerradas por un periodo de tres meses, lo que generó la suspensión total de los ingresos y la cancelación de grandes eventos de ciudad que –generalmente– tenían allí su sede, entre ellos el de ‘Orquídeas, flores y artesanías’ o que otros como ‘La fiesta del libro’ se llevaran a cabo en una versión mucho más reducida.

(Le puede interesar: Medellín ya aplicó todas las vacunas contra covid en la primera etapa)

A esto se suma que en diciembre no se celebraron las fiestas de Navidad que normalmente tienen lugar en sus instalaciones, más una disminución de los contratos que tenían con la Alcaldía de Medellín, y que vienen dándose desde 2008, en donde este espacio es el encargado de hacer toda la silvicultura y el paisajismo urbano.

“Cuando nos enfrentamos a esta coyuntura veníamos haciendo unos contactos, esperando que este 2021 arrancara muchísimo mejor. Sin embargo, empieza lento y con un monto muy inferior en los contratos que teníamos, y eso hace que en estos momentos estemos en una situación económica difícil”, revela la directiva.

Así mismo, afirma que desde el año pasado han estado en conversaciones con empresas, tanto públicas como privadas, también de otros municipios, puesto que el Jardín Botánico –aunque esté en Medellín– puede ejecutar sus funciones en todo el país; al tiempo que han seguido participando en convocatorias internacionales.

Y pese a que el 2020 inició con unos números muy buenos (con excedentes) que les permitieron sobrevivir ese año, ya para el actual la situación se puso de un color distinto.

Estrategias para salvarlo

Según García, la repartición de los ingresos de este recinto corresponden en un 65 por ciento a los contratos que tienen con el Municipio y el otro 35 es producto de todas las actividades que hacen en términos de eventos y demás contratos.

“Aquí las estrategias buscan impactar los dos lados de la ecuación, ambos golpeados por la pandemia, por lo que debemos acudir a todos los públicos, y por eso hemos hecho un llamado a la ciudadanía a que nos visite, consuma en nuestros restaurantes, disfrute nuestros espacios, al igual que a las empresas para que entiendan que pueden contratar con nosotros. Adicionalmente, desde el principio, hemos contado con el apoyo de los empleados, porque la coyuntura hizo que tuviéramos que hacer una reducción importante en gastos y eliminar 44 posiciones de trabajo pero también, en un acto de generosidad, los colaboradores hicieron una donación voluntaria de su salario, que se hizo hasta diciembre, lo que evidencia el gran esfuerzo que estamos realizando desde adentro”, precisa la directora.

En lo que respecta a la búsqueda de soluciones con la Administración Municipal de Medellín, García aclara que, aunque Esteban Restrepo, secretario de Gobierno, habla de un ‘Plan de salvación’, ellos realmente no lo conocen. Lo que saben –dice– es que existen unos recursos, que son aproximadamente $6.200 millones que estarían destinados al Jardín Botánico en forma de contratos, es decir, no se trata de un aporte libre y que ejecutarlos hay unos costos en los que hay que incurrir.

El Jardín es un espacio para el disfrute y aprendizaje, además de ser ´pulmón verde de la ciudad’.

“Al final del día quedará un margen que es el que nos permite funcionar. Es importante manifestar que me parece bien que la Alcaldía de Medellín se cuestione y sobre todo porque estamos en un momento en el que la biodiversidad en Colombia, particularmente en esta ciudad, es un tema fundamental y esto habla de lo que van entendiendo frente a esta problemática”, puntualiza la directiva.

No obstante, es clara en indicar que estos recursos no son suficientes, pues esa cifra nunca se podrá equiparar a los contratos que en promedio venían trabajando con esa entidad gubernamental y que ascendían a $19.000 millones al año.

Ante todo este panorama, Claudia García hace un llamado, no solamente a la Alcaldía sino también a otros públicos, empresas privadas y a los visitantes, ya que considera que este es un esfuerzo que se tiene que abordar desde distintos puntos de vista.

“El Jardín Botánico es una institución de 48 años de experiencia y con toda la capacidad para atender las necesidades –vía contratos– de las organizaciones públicas y privadas. Adicionalmente, emprendemos diferentes acciones en educación, conservación e investigación que siguen activas. Por eso invitamos a que todos nos contraten, nos visiten y disfruten este espacio que es de todos”, sostiene la directora.

(También puede leer: ‘Una avioneta nos cayó encima cuando estábamos jugando en el colegio’)

La Alcaldía responde

Según voceros de la Administración Municipal, efectivamente esta pandemia ha afectado a todos y por eso es fundamental tener en cuenta el contexto de esta crisis para entender los momentos difíciles por los que atraviesa no solo el Jardín Botánico, sino importantes entidades, incluyendo a empresas como Plaza Mayor, que dejó de realizar sus grandes eventos; Metroparques, que tuvo que cerrar sus puertas a cientos de miles de niños en el Parque Norte y en el Juan Pablo Segundo, al igual que el Parque Explora, Parque Arví, la Red de Bibliotecas y muchos otros espacios de ciudad que dejaron de percibir importantes recursos para su funcionamiento.

Por tanto, enfatizan que no es cierto que le estén dando la espalda y que, por el contrario, han destinado para esta vigencia una inversión de más de $6.000 millones que –saben–ayudará a la reactivación de este lugar tan importante para Medellín.

“El año pasado tuvimos contratos con el Jardín Botánico que, si bien no fueron los proyectados inicialmente, constituyen un apoyo significativo en momentos en donde la contingencia por el covid-19 exigió atender necesidades urgentes en la atención de población vulnerable, salud pública y capacidad instalada de salud. La pandemia exigió otorgar más subsidios, renta básica para más de 200.000 familias, matrícula cero para más de 28.000 estudiantes y alimentación para más de 500.000 personas”, afirman las fuentes.

Hay problemas y empresas que están cerradas por la pandemia, entonces la carga queda en el municipio y no podemos ayudarles a todas al mismo tiempo

(Le sugerimos leer: La estrategia en El Poblado, en Medellín, para evitar más hurtos)

Frente a la disminución en los contratos con el Jardín Botánico, precisan que en materia de inversión es un año distinto, y que es absurdo comparar 2019 y 2020, porque además de los desafíos de una emergencia sanitaria, el primer año de un gobierno significa la construcción del Plan de Desarrollo, que al tiempo contrasta fuertemente con el último año de una administración saliente en donde la ejecución es prioridad.

“Es una institución muy importante para la ciudad, tenemos una decisión clara de apoyarla, aunque no es la única. Sí se está contratando y se contrata al ritmo que lo requiera la ejecución del Plan de Desarrollo, y los requerimientos de las secretarías. En este sentido, se les da participación en todas las convocatorias, unas por licitación, concurso y/o contratación directa. Hay problemas y empresas que están cerradas por la pandemia, entonces la carga queda en el municipio y no podemos ayudarles a todas al mismo tiempo. A estas empresas no les hacemos transferencias, les hacemos contratación”, agregan los portavoces de la Alcaldía.

Así mismo, aseveran que desde 2020, y bajo el liderazgo del alcalde Daniel Quintero Calle, la Administración Municipal avanza en un plan para proteger entidades que son patrimonio de ciudad, con estrategias que permitan mejorar los programas ofertados y así impulsar la reactivación económica, con el fortalecimiento de los empleos en estos lugares.

Para el Jardín Botánico –explican los voceros– se ha dispuesto una inversión superior a los $6.000 millones, gracias a $5.000 millones contratados por la Secretaría de Infraestructura para el mantenimiento de zonas verdes, mientras que la Secretaría de Cultura hizo su inversión en tres frentes: $450 millones para que los habitantes de los estratos 1, 2 y 3 puedan ingresar de forma gratuita a este lugar, $114 millones para el alquiler del espacio para la realización de la Feria del Libro y $97 millones para eventos de la Feria de las Flores.

Adicionalmente, manifiestan que desde la Secretaría de Medio Ambiente se proyecta una inversión de $490 millones para la tala y poda de árboles riesgosos de competencia, autorizados por las autoridades ambientales, y $90 millones para la atención de árboles y palmas patrimoniales que lo requieran por sus condiciones fitosanitarias.

ALEJANDRO RAMÍREZ
PARA EL TIEMPO
MEDELLÍN

Más noticias de Colombia

-Jorge Oñate está en Medellín y será intervenido en las próximas horas

-Asesinaron a dos policías en Riosucio, Chocó

-Se siguen desapareciendo las vacunas del covid-19 en el Eje Cafetero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *