Personas

Reconstrucción de Providencia: ideas de empresarios para la isla – Otras Ciudades – Colombia



Tal como pudo evidenciar EL TIEMPO, Providencia quedó completamente destruida por el huracán Iota el fin de semana pasado. Casas, iglesias, colegios, el hospital, la alcaldía y todos los edificios sufrieron daños drásticos. Y el aeropuerto perdió su torre de control y la mayoría de su infraestructura, lo que ha complicado las labores de evacuación de la isla y la recepción de ayudas.

Actualmente estos envíos se están haciendo en vuelos humanitarios de aeronaves oficiales y los ciudadanos particulares comenzaron a hacerlo vía marítima.

El jueves pasado, justamente, llegó por primera vez el catamarán El Splendor cargado de cajas de encomiendas, comida, enseres y todo tipo de insumos que necesita la isla, en un viaje financiado por el empresario Fernando Galán. El viaje duró poco más de tres horas, lo que toma recorrer las 50 millas náuticas desde San Andrés.

Fernando Galán, su propietario, explica que esta embarcación antes se dedicaba al turismo, pero ante la urgencia de calamidad decidió ponerlo al servicio de los isleños, sobre todo para facilitar la conectividad entre familias que se ha visto afectada por la falta de comunicaciones.

(Le recomendamos: Conozca cómo puede donar ayudas para los damnificados de San Andrés)

El huracán Iota, convertido en categoría 5, sopló ráfagas a 250 kilómetros por hora que se llevaron todo por delante en Providencia. Todo.

Galán propone generar una dinámica en la que los barcos puedan viajar todos los días, incluso dos veces en un día, si el tiempo marítimo lo permite.

“Tenemos dos catamaranes y podríamos poner uno por la mañana y otro por la tarde, o los dos al tiempo, y hacer una especie de “transcaribe” marítimo, en el que los habitantes de Providencia y San Andrés cuenten con un transporte fijo, como si fuera un Transmilenio, todos los días”, propone.

Y es que, según pudo constatar este diario, a las afueras del aeropuerto El Embrujo había este jueves decenas de familias esperando cupos para abordar vuelos humanitarios que los lleven a San Andrés. El mismo catamarán El Splendor regresó de Providencia con sus 71 asientos ocupados por providencianos.

La idea de una conexión marítima permanente permitiría además ayudar a la reconstrucción de Providencia y a llevar todo el personal que se necesite en ese proceso, afirma Galán. “Estos trabajadores podrían irse a trabajar en la mañana y regresar en la tarde a San Andrés, debido a que en Providencia no hay infraestructura”, agrega.

(Además: Los duros testimonios por el paso del huracán Iota en San Andrés)

“Además, la conectividad marítima es muchísimo menos costosa que la aérea y podría ayudar a dinamizar la economía y a generar empleos”, insiste.

Por ahora se trata de una idea que Galán ha planteado al gobierno departamental sin que haya respuesta, pues se busca que ese transporte sea gratis, de pago mínimo o subsidiado para quienes lo necesiten, remata.

RONNY SUÁREZ
Enviado especial de EL TIEMPO
Providencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *