General

Los incendios en Australia confirman la urgencia de luchar contra el cambio climático



Alimentados por temperaturas récord y meses de sequía severos, los incendios forestales presentes en todo el país se han intensificado durante la última semana hasta el punto de causar la evacuación en áreas críticas. 
 
Hasta ahora, 10.7 millones de hectáreas de arbustos, bosques y parques de todos los estados, especialmente de Nueva Gales del Sur y Victoria, han quedado destruidos por las llamas; esta  cifra supera los daños generados por los incendios en California y en la Amazonia. 
 
Los incendios ya causaron la muerte de 29 personas y la pérdida de cientos de hogares y posesiones. A esta hora, bomberos locales e internacionales siguen tratando de controlarlos. Lo más preocupante, sin embargo, es que hasta el momento no ha transcurrido ni la mitad de la temporada de incendios en Australia, por lo que el peligro está lejos de terminar.
 
El panorama también es desalentador para la vida silvestre: millones de animales han muerto o han quedado heridos. Al respecto, Chris Dickman, profesor de la Universidad de Sídney, estima que 800 millones de mamíferos, aves y reptiles nativos fueron afectados solo en los incendios de Nueva Gales del Sur.  
 
WWF-Australia estima que, hasta la fecha, 1,25 mil millones de animales nativos han sido víctimas de estos incendios en todo el país. Esto incluye la muerte de miles de koalas, canguros y wallabies, además de los dunnart y las cacatúas negras de la Isla Canguro, especies de las que se teme hayan quedado al borde de la extinción. 
 
Para contrarrestar las devastadoras consecuencias de las llamas, el gobierno australiano anunció la apertura de una agencia federal que buscará soluciones ante la crisis. Además, invertirá AUD$20 millones adicionales en cuatro aviones especiales que contribuirán en el esfuerzo por apagar los incendios; también brindarán apoyo financiero a quienes perdieron sus hogares y desplegarán 3.000 hombres del ejército para ayudar junto con dos barcos de la Armada australiana. 

Una amenaza para los koalas
 
El ministro de Medio Ambiente de Australia, Sussan Ley, estima que cerca de 8.400 koalas (un 30% de la población de esta especie) han muerto en los incendios de Nueva Gales del Sur; un golpe devastador para una especie en declive que, incluso, podría dejarlos al borde de la extinción en el este australiano (Nueva Gales del Sur y Queensland). Un hecho en el que también inciden inciden la tala excesiva de árboles y el cambio climático.
 
Las llamas también amenazan las poblaciones de eucaliptos que son el alimento casi exclusivo de los koalas. Estos árboles han evolucionado para sobrevivir a los incendios forestales, con brotes que salen de las cortezas en las semanas posteriores al incendio. No obstante, las temperaturas descontroladas pueden acabarlos. 
 
Los koalas que han sido rescatados en medio del fuego, no serán liberados hasta que sus heridas hayan sanado y los árboles de sus hábitats tengan nuevas hojas. Mientras tanto, se realizan múltiples campañas para que las personas dejen platos con agua debajo de los árboles ubicados en las áreas de koalas para que puedan hidratarse.
 
Con el objetivo de garantizar el futuro de la especie, WWF-Australia trabaja de la mano de  expertos independientes para construir un Plan de Conservación del Hábitat de Koala, que establece acciones para salvar y restaurar sus hábitats. 

Impacto del cambio climático
 
El cambio climático no causa incendios forestales, pero los empeora profundamente. Incluso  en Australia, un territorio en el  que este tipo de eventos son comunes, la catástrofe actual supera lo que puede ser considerado como normal. 
 
Las olas de calor, los períodos secos prolongados que han creado condiciones de yesca y el calentamiento global, intensifican las sequías y hacen que los incendios sean más cálidos y frecuentes. La situación que atraviesa Australia es un claro ejemplo de la urgencia de tomar acciones de mitigación y adaptación al cambio climático, una problemática que trae consecuencias devastadoras para las personas y la naturaleza. 
 
 Conoce cómo puedes ayudar aquí 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *