Personas

Un año después de crimen de periodista Gabriel Mauricio Gracia Ávila en La Guajira – Otras Ciudades – Colombia



Un año después del asesinato del periodista y locutor Gabriel Mauricio Gracia Ávila, durante un atraco en la vía al Cabo de la Vela, en la Alta Guajira, las autoridades ya tienen identificado a su agresor. Se trata de un indígena wayú que se mueve entre el paraje conocido como la Flor de La Guajira, en Uribia, y Venezuela.

De acuerdo con las autoridades, el autor material del hecho sería Sergio David Montiel Gouriyu, identificación que se logró por el trabajo de la Policía y la Registraduría Nacional del Estado Civil, con sede en Uribia.

La solicitud de la Web Service del indiciado y la solicitud para la realización de un álbum fotográfico permitió que la compañera sentimental de la víctima lograra identificar al agresor.

Gabriel Mauricio Gracia, periodista asesinado.

Un Juez con control de garantías emitió la orden de captura por los delitos de homicidio, porte ilegal de armas de fuego y hurto agravado y calificado. El caso se encuentra bajo la dirección investigativa de la Fiscalía 02 Seccional Unidad de Vida de Maicao.

Las autoridades colombianas tratan de coordinar con las autoridades venezolanas la captura de Montiel, sin tener una respuesta satisfactoria.

“Ya tenemos establecido el sitio, pero nos ha sido difícil porque es en Venezuela y hemos tratado de hacer las coordinaciones con las autoridades de allá y ha sido compleja la articulación”, puntualizó un alto oficial.

Por otro lado, miembros de criminalística de la Dijín realizaron dos retratos hablados de los otros dos agresores, para el ofrecimiento de una recompensa de 5 millones de pesos. Con esta información, las autoridades lograron obtener sus ‘alias’: ‘Chiquito’ y ‘Suzuki’, ambos se movilizan en la Alta Guajira.

‘Chiquito’ fue ubicado a través de su madre e identificado como Alejandro Barliza Epiayu, quien está siendo procesado por los delitos de homicidio, porte ilegal de armas de fuego y hurto agravado y calificado. Una fuente humana lo localizó en Venezuela y lo citó en la frontera con Paraguachón, donde fue capturado el 7 febrero de 2019.

Intensifican operativos

El Cabo de la vela, uno de los sitios con mayor atractivo turístico en La Guajira, porque es un sitio ideal para la práctica del kitesurf, el eco y etnoturismo, fue muy golpeado el año pasado por estos hechos de violencia.

El mismo día del crimen del periodista, perdieron la vida en un accidente de tránsito los esposos Héctor Manuel Martínez, de 76 años, y Beatriz León de Martínez, de 75 años, oriundos de Bogotá, a su regreso del Cabo de la Vela, luego de que el automotor en el que se desplazaban junto con varios familiares sufriera un volcamiento tras evitar un atraco. Cinco personas resultaron heridas, entre ellas un menor de 8 años de edad.

Las autoridades debieron hacer frente a la situación para recuperar la percepción de seguridad y es así como a los pocos días, en un operativo y gracias a la información suministrada por fuentes humanas, lograron la desarticulación de la estructura delincuencial ‘Los chinitos’, con la captura de cuatro indígenas wayu quienes se dedicaban a cometer atracos a foráneos y turistas en la vía al Cabo de la Vela.

En la diligencia de allanamiento fueron incautadas dos armas de fuego y una granada de fragmentación.

De acuerdo con lo señalado por el Mayor Cesar Ortiz, jefe seccional de Investigación de La Guajira, se ha desarrollado un trabajo de inteligencia y de investigación criminal para capturar a las personas comprometidas en algunos hurtos, lo que ha permitido que esta situación minimice.

“En materia de seguridad pueden estar tranquilos los turistas de que no tenemos alguna estructura o grupo delincuencial que tengan armas violentas en esa jurisdicción y menos que estén atentando contra personas externas”, puntualizó Ortiz.

De momento, las fiestas navideñas se desarrollaron en completa calma, permitiendo reactivar la economía con el gran flujo de turistas que llegaron hasta esta zona del país a disfrutar del paisaje natural y el encanto de las playas.

Seis años de la desaparición de ciudadano español

El pasado 8 de enero se cumplieron seis años de la desaparición en el Cabo de la Vela del fotógrafo español Borja Lázaro Herrero, que llegó a la zona a realizar un trabajo con los indígenas wayú, sin que hasta el momento exista claridad sobre su paradero.

La última vez que vieron a Borja, de 34 años, fue la noche anterior en la que compartió con varios turistas extranjeros y colombianos en la posada donde se encontraba alojado. Se manejaron varias hipótesis entre ellas: secuestro y ahogamiento. Sus pertenecías quedaron en el sitio a excepción de un celular y dos linternas.

RIOHACHA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *