Personas

Juicio a holandés por muerte de su esposa en yate en Cartagena – Otras Ciudades – Colombia



El Ministerio Público de los Países Bajos llamó a juicio a Peter Putker, esposo de Durdana Bruijn, una holandesa que falleció dentro del lujoso velero Lazy Duck en un extraño crimen que ocurrió en cercanías a Isla Grande, en las Islas del Rosario de Cartagena.

Las autoridades colombianas y del país europeo señalan como sospechoso del asesinato a Putker, un veterinario de 63 años, quien viajaba alrededor del mundo con su pareja. En Colombia, además de Cartagena, visitaron Santa Marta, Quindío, Antioquia y Bogotá, entre otros destinos, hasta cuando ocurrió el hecho que sigue siendo materia de investigación.

El crimen contra Durdana ocurrió el 19 de septiembre del 2015. La pareja había fondeado la embarcación y esa noche, según la versión entregada por Putker, seis hombres, descritos como piratas, quienes cubrían sus rostros para evitar ser identificados, habrían abordado el velero para asaltar las pertenencias de los ocupantes.

Fue la Unidad de Guardacostas de la Armada Nacional, en compañía de la Policía, la entidad que llegó a inspeccionar ese sábado el barco tras una llamada al número de emergencia 123 de las autoridades nacionales. Al ingresar al velero, el cuerpo de Durdana fue hallado tendido sin signos vitales.

La Armada indicó que el velero Lazy Duck había llegado a Cartagena cuatro días atrás y en la mañana del 20 de septiembre fue remolcado para hacer el levantamiento del cuerpo.

La muerte de Durdana causó estupor, pues la versión de piratas en estas aguas llenó de pánico a los habitantes de estas zonas, además de ser un tema que no es común. También generó asombro en Rozendaelseweg, en Heino, Países Bajos, donde vivía la pareja de holandeses.

Putker, en su momento, declaró que durante el asalto recibió un golpe que lo dejó inconsciente y cuando despertó encontró muerta a Durdana en la cubierta de la embarcación. Una semana después de la muerte de la mujer, las autoridades colombianas vincularon al hombre en las investigaciones, pues comenzaron las sospechas.

Uno de esos indicios corresponde al dictamen de Medicina Legal, los forenses establecieron que la víctima falleció por asfixia mecánica y no por los golpes que, según su esposo, le habría propinado el supuesto grupo de asaltantes, dejando en duda la versión del holandés.

Forenses colombianos y holandeses analizaron en 2016 el Lazy Duck; sin embargo, las pruebas que la justicia tiene sobre Peter Putker se desconocen.

Foto:

Yomaira Grandett/ El Tiempo

Pese a que Putker fue vinculado al asesinato de Durdana, las autoridades de Colombia le permitieron salir del país luego de varias semanas. Las autoridades de los Países Bajos han viajado en un par de ocasiones a Cartagena para conocer el material recopilado por los forenses nacionales y realizar sus propios análisis.

El Ministerio Público de ese país también manifestó que la fecha del juicio preparatorio, en el cual se realizará una audiencia preliminar a la diligencia jurídica final por ser el presunto responsable del asesinato, será el 24 de diciembre de este año, en el Tribunal central de los Países Bajos.

Peter Putker y Durdana Bruijn pasearon por Colombia durante varias semanas. Recorrieron, entre otros lugares, Salento, Quindío.

La defensa de Putker en Colombia, encabezada por el abogado Hernando Osorio, le había manifestado a EL TIEMPO que ninguna de las naciones que lo investigan le ha hecho una imputación de cargos en términos formales, por lo que la citación de este 24 de diciembre sería la oportunidad para realizar esta diligencia.

Para Osorio, la Fiscalía no ha señalado con precisión las razones por las cuales tiene como indiciado al veterinario holandés, pues no le han formulado dichas presunciones en alguna audiencia. “Nosotros concluimos que la Fiscalía asume que él fue quien la asesinó, exclusivamente, porque era la persona que se encontraba con ella en el velero (…). No se ha hallado ninguna evidencia clara que demuestre que el señor Putker es responsable y el indicio que se tiene es solo el de presencia; es decir, que él era el único que estaba allí. Por esta circunstancia no se puede condenar a una persona”, dijo Osorio.

No obstante, las sospechas contra Putker han sido analizadas durante varios años y la versión de que fueron piratas quienes la asesinaron no ha podido ser comprobada.

NACIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *