Personas

El clima recuerda la vulnerabilidad de acueducto de Cali – Cali – Colombia



Mientras los caleños continúan padeciendo cortes en el servicio de acueducto, el proyecto que se anunció como la solución a este problema no tiene fecha de inicio de obras.

Aunque directivos de Empresas Públicas Municipales (Emcali) afirmaron que este año estaría lista la primera fase del proyecto Filtro en lecho del río, este se encuentra en etapa precontractual.

El proyecto consiste en insertar unos filtros a unos 25 metros de profundidad debajo del lecho del río Cauca con el fin de obtener agua del mismo río que ha surtido un efecto de filtración natural por parte de su mismo lecho. Esto permitirá tomar el agua de la parte más baja del afluente y no de la superficie, con lo que se garantizará la operación continua de la planta de tratamiento. De hecho el proyecto disminuirá los costos de potabilización del agua y reducirá en un 60 por ciento los lodos resultantes de potabilización.

El proyecto tiene un costo de 30 mil millones de pesos, pero la adjudicación del contrato para su ejecución solo se haría el año entrante, así como la firma del acta de inicio de obras. El constructor sería una empresa alemana, según ha dicho Emcali.

El Instituto Cinara, de la Universidad del Valle, ha estado apoyando el proyecto, que sería la solución de agua potable por los próximos 20 ó 30 años. Cali sería pionera en ese sistema, pero no se sabe cuándo.

El último corte en el servicio de acueducto fue el lunes pasado debido a las intensas lluvias en la cuenca del Cauca, lo que aumenta la turbiedad de las aguas que llegan a la planta de tratamiento de Mallarino.

El gerente de acueducto de las Emcali, Francisco Burbano Marín, reportó que los niveles de turbiedad -esencialmente lodo- superan las 3.000 unidades, el índice máximo que puede recibir la planta de tratamiento.

“Durante el sábado, el domingo y el lunes se nos ha pasado 8.000, 10.000 unidades la turbiedad del río, hemos tenido que parar y empezar a operar la planta de tratamiento con los reservorios que tenemos”, afirmó Burbano.

Cabe recordar que el 75 por ciento del agua potable que consumen los caleños se capta del río Cauca, que en la cuenca de la zona norte tiene graves problemas de conservación, los cuales se reflejan en las temporadas de invierno o de verano en este tipo de situaciones.

Burbano explicó que cuando se debe echar mano de las reservas de agua, la capacidad de abastecimiento, a 180 mil metros cúbicos por segundo, es siete u ocho horas. Sin embargo, la demanda de agua por parte de los usuarios es tan alta que el suministro se acaba antes de esas horas.

Eso, según Burbano, sucedió el lunes, cuando el agua que llegó al tanque de Nápoles, con el que se abastecen los sectores de Ciudad Jardín y Capri, duró unas horas. Además, la tubería se despresurizó y se llenó de aire, lo cual impide operar la red con seguridad.

Para sacar el aire de la tubería ayer se debieron abrir hidrantes. A medida que la red ha quedado apta para llenarla con el líquido vital el servicio se ha ido normalizando en los sectores afectados, pero ese proceso se toma un buen tiempo.

FERNANDO UMAÑA MEJIA
CORRESPONSAL EL TIEMPO
CALI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *